Saltar al contenido
Aquarium Blog

CO2 EN ACUARIOS

Como comentamos al inicio de la guía sobre cómo montar un acuario plantado, el Co2 será la fuente de carbono dentro de los acuarios plantados.

En la parte de iluminación de la guía hablamos de la importancia de la iluminación del acuario plantado. Un acuario con baja iluminación y bajos requerimientos en las plantas el aporte de Co2 de los peces será suficiente para aportar el Carbono a las plantas, sin embargo en un acuario con mucha luz el aporte extra de carbono se vuelve indispensable. 

Vamos a explicar de forma sencilla el Co2 como elemento de enlace entre los dos niveles de esta guía, la luz y los nutrientes. Como hemos dicho la planta toma materia inorgánica del agua y el sustrato y radiación lumínica. Sus pigmentos y fotorreceptores se van a encargar de poner en marcha el proceso fotosintético y tras convertir la luz en energía utiliza el carbono para fabricar materia orgánica, que es la que va a alimentar a las células de la planta y permitir la vida. Si este proceso no ocurriese tal cual las plantas no podrían existir. 

En el caso de un acuario plantado con grandes necesidades lumínicas la planta recibe una cantidad de luz enorme, por tanto debemos proporcinarle materia inorgánica, o como solemos decir nutrientes, para que la planta se desarrolle correctamente. Si el aporte de Carbono es insuficiente lo que ocurre es que la planta no es capaz de asimilar todos los nutrientes del agua y quedan libres por el acuario. 

Tipos de Co2 en acuarios:

Exiten 4 métodos de inserción de CO2 en acuarios:

Como comentamos al inicio de la guía el Co2 será la fuente de carbono dentro de los acuarios plantados. En un acuario con baja iluminación y bajos requerimientos en las plantas el aporte de Co2 de los peces será suficiente para aportar el Carbono a las plantas, sin embargo en un acuario con mucha luz el aporte extra de carbono se vuelve indispensable. 

Vamos a explicar de forma sencilla el Co2 como elemento de enlace entre los dos niveles de esta guía, la luz y los nutrientes. Como hemos dicho la planta toma materia inorgánica del agua y el sustrato y radiación lumínica. Sus pigmentos y fotorreceptores se van a encargar de poner en marcha el proceso fotosintético y tras convertir la luz en energía utiliza el carbono para fabricar materia orgánica, que es la que va a alimentar a las células de la planta y permitir la vida. Si este proceso no ocurriese tal cual las plantas no podrían existir. 

En el caso de un acuario plantado con grandes necesidades lumínicas la planta recibe una cantidad de luz enorme, por tanto debemos proporcinarle materia inorgánica, o como solemos decir nutrientes, para que la planta se desarrolle correctamente. Si el aporte de Carbono es insuficiente lo que ocurre es que la planta no es capaz de asimilar todos los nutrientes del agua y quedan libres por el acuario. 

Equipo de CO2 para acuarios.

PASTILLAS DE CO2

La primera de ellas es mediante pastillas de Co2. Para nosotros esta forma de introducir el Co2 no es la más eficiente y siempre vamos a desaconsejarla. El motivo es claro, se coloca una pastilla y a partir de aquí el producto funciona solo sin control alguno, no permitiendo saber el ritmo de liberación ni teniendo opción de dirigir el acuario como nosotros lo deseamos.

CO2 LIQUIDO

La segunda manera es el uso de Carbono líquido. Es una fuente de carbono totalmente válida, sin embargo plantea los mismos problemas que arriba mencionamos. La dosificación del producto no permite hacer unas lecturas correctas del estado del acuario y evita que llevemos un riguroso control del mismo. Si ojeáis la red podréis ver tanto personas a favor de su uso como en contra, nosotros nos posicionamos en que existen métodos más efectivos para inyectar Co2 y le vamos a dar un uso diferente, el de antialgas, que lo comentaremos en la parte de las algas de esta guía. Volvemos a repetir una vez más y no nos cansamos de hacerlo, esto es una opinión personal basada en nuestra experiencia con los acuarios plantados y en la de personas que durante los años de afición nos han rodeado en este hobby.

CO2 CASERO

El tercer método es la elaboración de Co2 casero. Este método consiste en el uso de una botella de refresco de 2 Litros (Debido a la resistencia que ofrece el plástico), y azúcar, levadura y agua para provocar una fermentación dentro de la botella. El proceso de fermentación que vamos a llevar a cabo va a liberar Co2 en grandes cantidades. La producción de Co2 la vamos dirigir por una salida en un tubo de pequeño grosor hasta un difusor de Co2 comercial que estará dentro del acuario, de esta manera del Co2 comienza a distribuirse por el acuario en forma de microburbujas y las plantas comienzan a utilizarlo en su proceso vital. Este método es muy efectivo, sin embargo algo engorroso ya que las mezclas duran entre 7 y 15 días (Como máximo) y la producción de Co2 es muy grande al principio de la reacción y escasa en los días posteriores. Digamos que es la solución más económica dentro de las formas más efectivas de inyectar Co2 en un acuario.

El último método consiste en la inyección de Co2 presurizado con el uso de equipos más profesionales. Podemos por un lado utilizar un equipo de Co2 de marcas comerciales de acuariofilia o “fabricar” nuestro propio sistema. La forma en la que se “fabrica” no consiste más que en imitar un equipo comercial, es decir, vamos a comprar un extintor de Co2, le vamos a colocar un manorreductor en la boquilla (que lleva una válvula de aguja para regular el flujo) y una válvula solenoide, que es una válvula eléctrica que abre y cierra el paso del Co2. Posteriormente le colocamos un tubo con un difusor y ya tenemos nuestro equipo de Co2 profesional.

Como dato orientativo del coste os explico mi caso en concreto. 
– Extintor 2Kg con llave de rosca en lugar de maneta común: 63€ IVA Incluido.
– Manorreductor con válvula solenoide: (En mi caso gratis, me la regalo un amigo), normalmente entre 60 y 100€ dependiendo de la calidad.
– Difusor: entre 3 y 20€ (dependiendo del tipo y la calidad)
– Tubo para Co2: 2-3€.

Estamos hablando de un total de entre 125 y 180€ en función de las calidades que usemos y el precio de la botella que consigamos. Una botella dura 10 años según ley, si no nos equivocamos, y el manorreductor varios años si es de calidad. Una recarga de Co2 vale entre 10 y 20€ (Según cada lugar de recargas) y en función del acuario que tengamos la botella durará aproximadamente un par de meses en un acuario de unos 100 Litros. Esto ya depende de cada cual, ya que depende de cuánto Co2 inyectemos y durante cuánto tiempo.

Desde nuestra opinión, este es uno de los apartados en la acuariofilia en la que si merece realizar inversiones. Hablamos, al igual que los filtros o las pantallas de luz, de aparatos que van a durar años, y si dividimos su coste total entre los años que lo vamos a tener y pensamos en los beneficios y facilidades que nos otorgan la verdad es que llegamos a la conclusión de que merece la pena comprarlos.

Cómo medir el Co2 en el agua:

Y ahora que conocemos los métodos de inyección de Co2 y para qué sirve tenemos que ver cuánto Co2 necesita un acuario. Para esto vamos a recurrir a un aparato tremendamente sencillo y nos vamos a quitar de complicaciones. Este aparto es el Drop Checker.

Un Drop Checker no es más que un medidor del nivel de Co2. Lo que vamos a medir con este aparato no es el nivel de Co2 en sí, lo que hará será medir cuánto se acidifica o alcaliniza el agua que hay en su interior. La inyección de Co2 en el agua produce que ésta se acidifique, por tanto es una buena manera de controlar los niveles de Co2.

Se coloca el aparato con agua a KH 4 en su interior y se añade el reactivo, lo ponemos dentro del acuario y ya tenemos el medidor. Éste medidor nos marcará 3 colores:
– Amarillo = Exceso de Co2.
– Verde = Co2 correcto.
– Azul = Deficiencia de Co2.

Estos valores siempre van a ser aproximados, pero para nosotros suficiente. En esta pequeña tabla podemos ver los valores que tendríamos de Co2 según nuestro medidor Drop Checker y en función del pH y el KH de nuestro acuario. Esto simplemente es un dato curioso, ya que a veces algunas plantas indican cuanto Co2 necesitan en las fichas que existen y esas cosas. Realmente como comentamos… curiosidad, mirando el color del aparatito nos es suficiente.

Los datos escritos en la zona verde indican los ppm de Co2 del acuario. Si tenemos un pH de 6.5 y un KH de 3, un nivel correcto de Co2 será de 29ppm de Co2 o 29 mg/L. Este valor corresponderá con el de Drop Checker, por tanto podemos afinar más el dato que antes. Como digo esto es un dato innecesario, pero curioso también.

Algunos consejos para el correcto uso del Co2:
– Poner un cuenta burbujas a nuestro aparato de Co2. Con este sencillo gesto nos resultará muy sencillo saber cuántas burbujas por segundo estamos introduciendo cada segundo. Si queremos aumentar o reducir la dosis nos facilita bastante la vida.
– Encender el Co2 30 minutos antes de encender las luces y apagarlo 30 minutos antes de apagar las luces.
– Unido al punto anterior y para hacer más fácil la tarea, utilizar válvulas solenoides con el manorreductor y conectarlo a un temporizador.